Merluza al vapor de Almejas

#Pescados y mariscos 18 octubre 2017

Me encanta buscar recetas que nunca he probado y hacerlas. En este caso, un plato ligero para cenar de pescado. Delicioso y rápido! En unos 20 minutos plato listo y en la mesa. Además, un sabor muy suave ideal para ir a dormir con la barriga llena pero no pesada. 


MERLUZA AL VAPOR DE ALMEJAS


Ingredientes: 



  • 60gr aceite de oliva virgen

  • 300gr de fumet de pescado

  • 4 lomos de merluza

  • 200gr de almejas

  • 1 pellizco de sal 


Preparación: 



  1. Ponemos un bol encima de la tapa y pesamos el aceite de oliva. Reservamos. 

  2. En el vaso, los 300gr de fumet de pescado. Ponemos el Varoma en su posición, untamos con aceite y ponemos los lomos de merluza. Tapamos y programamos 15 minutos /Varoma / velocidad 2. 

  3. Retiramos el Varoma y lo dejamos tapado. 

  4. Añadimos las almejas y el pellizco de sal al fumet y programamos  3 minutos / 100º/ velocidad cuchara. Retiramos las almejas con ayuda de una cuchara y dejamos el caldo en el vaso. Sin poner el cubilete, reducimos el caldo 1 minuto / varoma / velocidad 1. 

  5. Colocamos el cubilete y programamos 2 minutos / velocidad 5 y con la máquina en marcha, vamos vertiendo sobre la tapa el aceite reservado para lograr una emulsión. 

  6. Servimos los lomos con las almejas regados con la emulsión del fumet. 



Encontramos esta receta en nuestra plataforma cookidoo en modo guiado, parte de nuestro precioso libro "Sorprende a tus Invitados" y también de la colección "Ligeras". 


Esta receta incorpora un primer apartado con un aceite de perejil. Como en casa no nos gusta el perejil, nos saltamos el paso y le ponemos unas gotitas de aceite de oliva suave al montar el plato. 


Si realizamos la receta en modo guiado, tan solo debemos pasar los pasos que no queremos hacer (en este caso los del aceite) hasta donde empieza lo que queremos. Basta con ir clicando "siguiente" hasta llegar al proceso que queremos empezar. Facil, verdad? Claro que si! No debemos seguir las recetas al 100%! Si no nos gusta un ingrediente, podemos saltarlo o cambiarlo. Por ejemplo, si no os gusta la merluza, probad este mismo plato con otro filete de otro pescado que os guste más! Seguro que estará de rechupete igual!